¿Por qué Zara se llama Zara ?

Ana Rumschisky, profesora de Marketing de IE Business School afirma que «el nombre no garantiza éxito». Sin embargo, un nombre que cumpla determinadas características como contar con una pronunciación global, que sea corto, fácil de pronunciar; y que no tenga connotaciones negativas, puede contribuir al éxito que toda marca de moda busca.

¿Hasta qué punto ha jugado un papel clave el nombre de Zara, Mango o Blanco en el éxito de su modelo de negocio? De todos ellos podemos destacar varias características comunes: son nombres cortos, sonoros, de dos sílabas y exentos de connotaciones negativas, tal y como apunto exigen las normas del éxito en branding. Otra característica es que los nombres de las tres cadenas más importantes de la moda española responden a gustos personales de sus creadores. En el caso de Blanco, sse cumple la tradición en España donde entre el 30% y el 50% de las marcas tienen el nombre de su dueño o fundador.

Zara

Tras ver la película protagonizada por Anthony Quinn, a Amancio Ortega le gustó el nombre de „Zorba“. Sin embargo en 1975, Zorba ya estaba registrado por una cafetería de A Coruña. Al actual dueño del imperio Inditex no le quedó otra que transformar aquel nombre en lo que hoy conocemos como „Zara“, una enseña con casi 2000 tiendas en más de 90 países.

Mango

Fue en un viaje a Filipinas cuando el fundador de Mango probó por primera vez la fruta homónima. A Isak Andic le resultó «deliciosa, fresca y desconocida hasta ese momento en Europa» . Además, le encantó el nombre que pudo observar era reconocible en diferentes idiomas, por lo que no precisaría de traducción. En 1984 eligió el nombre de Mango para abrir su primera tienda, ubicada en Barcelona.

Blanco

La cadena madrileña toma su nombre del ya fallecido fundador, Bernardo Blanco Solana.
Denominación que mutó en „SUITEBLANCO“ cuando la empresa comenzó a penetrar en nuevos mercados en un proceso de expansión internacional que todos sabemos no acabó de la manera más fructífera posible. A día de hoy, el dominio de Blanco está en manos del grupo saudí Alhokair, que adquirió  la cadena española por once millones de euros.

Fuente: Andrea Arabia

5 Comments

Leave a Reply